Ángela, 24 años de edad y madre de tres hijos, cuenta de los abusos que sufría y cómo llegó a ser parte del mercado de drogas.